Esperando a Iannone

Para analizar el comienzo de temporada de una marca que “no sale en la televisión” la primera referencia para valorar cómo ha empezado el año son las estadísticas. Siendo como es la parte menos exacta de las matemáticas, tampoco supone una verdad absoluta pero sí ayuda a entender una línea general.

¡Por Dios, que alguien le haga un semáforo a Maverick Viñales!

Después de entender que las salidas eran su Talón de Aquiles, en 2010 Jorge Lorenzo pasó por una sorprendente metamorfosis. Un cambio que le llevó a convertirse en uno de los mejores, sino el mejor, “salidor” de MotoGP. El método empleado fue todo menos la sofisticación que se espera de una ambiente como el de MotoGP. Nada de soluciones “ingenierísticas” sofisticadas, nada de electrónica de última generación, nada de soluciones de otro planeta…

“No descartamos nada para este año. Hemos conseguido la victoria aquí en Texas, quién dice que no podemos volver a ganar”

No se puede decir que la primera victoria de Alex Rins en MotoGP haya llegado a modo de sorpresa. El piloto español de Suzuki no terminaba más allá del sexto puesto desde el pasado GP de Aragón a finales del pasado verano. Fue el piloto que terminó más en forma en el campeonato y su inicio de temporada mostró que no había perdido eso que los americanos llaman el “momentum”.